Previa WWE Battleground 24 de Julio 2016

0
La New Era ha llegado a WWE, o al menos eso venimos escuchando con fuerza esta semana. División de marcas, un nuevo draft después de cinco años, Smackdown en vivo los martes, cambios en las mesas de comentaristas, todo señales de una época de cambios. En este panorama, llega Battleground, con varios combates que pueden no repetirse por un tiempo y varias posibilidades en cuanto al destino de los tìtulos.
– Sasha Banks & ??? vs. Charlotte & Dana Brooke
El reinado de Charlotte vuelve a tener descanso en un PPV con este combate, sin embargo, a diferencia de otras ocasiones este enfrentamiento por ahora tiene sentido. Para alegría de muchos fans que la pedian en todas las arenas, Sasha regresó y puso su mira en Charlotte, pero por ahora el título no está en disputa. Si bien el papel de heel le queda mucho mejor a The Boss, el cariño de la gente hace que su turn sea aceptado naturalmente y que esta primera parte de la rivalidad genere interés y apoyo, haciendo que el camino hacia el oro tenga obstáculos que que la heroína debe superar. Uno de esos obstáculos tiene la cara de Dana Brooke, la protegida de Charlotte, que atacó a Sasha desde el primer momento que la vio. Banks ya ha demostrado que puede vencer a Brooke en un combate uno a uno, pero cuando Dana y Charlotte se unen es lógico que la superen. Para emparejar las cosas, y para ayudar a Sasha en su búsqueda por el título, una luchadora se unirá a The Boss, pero por ahora no se ha revelado su identidad. Varios nombres suenan estos días, mezclando posibilidades y deseos de los fans: Bayley y Nikki Bella son de las más nombradas. La ausencia de Bayley en el Draft, puede suplirse con su presencia en este combate, pero si bien está pronta para subir al roster principal tal vez sea necesario tenerla todavía en NXT. Nikki, por su parte, estuvo presente estos días en el Performance Center, por lo que es probable que haya curado por completo de su lesión y esté lista para volver a la acción.
Sea quien sea la compañera de Sasha, el combate no promete demasiado. No por las luchadoras, sino porque no hay demasiado en juego, si bien una victoria para The Boss la pone un paso más cerca del campeonato femenino. Lo más interesante, es que la luchadora misteriosa sea realmente una sorpresa y no alguien como Paige o Alicia Fox, por ejemplo.e
Ganadoras: Sasha Banks & ???
– The New Day vs. The Wyatt Family
Un choque de personalidades llamativo cuanto menos, el poder de la positividad del New Day contra el misticismo oscuro de la Wyatt Family. Bray y los suyos volvieron a Raw para interrumpir las siempre divertidas promos de los Tag Team Champions, y establecerse como antagonistas morales. No se precisan demasiadas razones ni explicaciones de porqué los Wyatt querrían enfrentarse al New Day, son equipos completamente contrarios. Los colores contra la oscuridad, la seriedad contra los chistes, la positividad contra el miedo, los luchadores laureados en varias ocasiones contra los que no han ganado nada…ouch, eso no es parte de la rivalidad pero no deja de ser cierto. La historia ha avanzado centrándose mucho en la dinámica Wyatt-Woods, donde el segundo desarrolló un pavor increíble a la familia barbuda. Si bien es una idea interesante y que me gusta, siento que no nos mostraron nunca un motivo por el cuál Xavier deba temerle a Bray. ¿Qué ha hecho la familia Wyatt en estos tiempos? ¿Destruyeron a alguien importante o fuerte, ganaron algo, demostraron algo? Si su feud (perdido, por cierto) contra los Brothers of Destruction fuera reciente, Woods podría justificar su miedo. ¡Estos tipos le robaron los poderes a Kane y Undertaker! Pero entre la lesión de Bray y la falta de bookeo, no ha estado en nada hace meses. Su caminata diabólica, que también asustó a John Cena en Raw, ¿por qué es tan aterradora cuando la viene haciendo hace tiempo? Me gusta la idea que buscan con todo esto, incluso cómo esta historia ha generado diferencias entre New Day -algo que parecía imposible- pero siento que están yendo por un camino fácil sin esforzarse nada en la forma de contar la historia.
Es inevitable mencionar el segmento en el pantano de los Wyatt y la polémica que generó. Tan solo seis días después del maravilloso Final Deletion de TNA, WWE nos dio un segmento que muchos consideraron una copia. Así como Broken Matt y Brother Nero peleaban en el hogar de Matt, Wyatts y New Day se enfrentaron en el hogar de la familia. La forma más cinematográfica de mostrar el encuentro también puede verse como algo inspirado no solo en Impact, sino en Lucha Underground. Sin embargo, a diferencia de Final Deletion que fue una deliciosa locura de humor absurdo, este segmento fue un fiasco. Un brawl en la oscuridad, rápido, con tomas frenéticas, filtros que molestaban a la vista, y un final sin resultado alguno. Matt borró a su Brother Nero, ¿pasó algo en el pantano de los Wyatt? Sí, Braun se sacó la camiseta y tiró una llanta.
Sobre el combate, del lado de los Wyatt se va a sentir la ausencia de Luke Harper, el más talentoso inring de los cuatro. Y se va a sentir -negativamente- la presencia de Braun Strowman, el más flojo de los cuatro. Erick Rowan tampoco es un gran luchador, pero para este tipo de combates múltiples rinde. Bray Wyatt, sin ser espectacular siempre es correcto y sobre todo, entretenido de ver gracias a su genial personaje. Por su parte, New Day cuando tienen que pelear en serio, como es este caso, demuestran porqué son campeones hace tanto tiempo. Las dinámicas entre la agilidad de Woods y Kingston contra la fuerza y tamaño de Strowman y Rowan, las demostraciones atléticas de Big E y las combinaciones de los equipos son ingredientes más que suficientes para un buen combate. El Draft del martes me complica algo el pronóstico: creía que iban a ganar los Wyatt para tener una lucha titular más adelante. Pero ahora Erick y Bray están en Smackdown mientras que Braun quedó en Raw, y no se sabe aún el destino de Luke. ¿Seguirán luchando juntos? Al no saber cómo funcionan las cosas en la nueva era, las cosas son menos claras, pero a la vez más interesantes. Pase lo que pase, voy con los Wyatt. Follow the buzzards!
Ganadores: The Wyatt Family.




– United States Championship Match:
 Rusev (c) vs. Zack Ryder
Tras haber derrotado una vez más a Titus O’Neil, Rusev se quedó sin rival de cara a Battleground, y considerando el poco tiempo entre un suceso y el otro, las opciones de que tuviera una buena rivalidad con su título en juego eran realmente pocas. En este panorama entra Zack Ryder, y no de la mejor manera. Tras vencer a Sheamus en Smackdown, declara sus intenciones de ir a por el US Championship que ostenta Rusev. El bulgaro reclama que lo rete cara a cara, cosa que hace Ryder al siguiente lunes, pero es interrumpido por Sheamus. Ese mismo lunes, el Celtic Warrior derrota limpiamente a Ryder, y allí sale Rusev a aplicar su Accolade y aceptar el reto. De parte de Rusev, acepter el reto se entiende; el tipo acaba de ser derrotado por Sheamus, así que si hay que elegir entre los dos obviamente Zack sería la opción más fácil. Pero me estoy olvidando de un gran éxito de Ryder que explica su ascenso a la órbita titular: fue, junto a Big Show, los últimos hombres en pie en el espantoso 16-Man Tag Team Match que enfrentó al Team USA vs. The Mutinational Alliance. De este modo, Zack no solo se ve como un claro rival de transición para Rusev, sino que se ve en clara desventaja ante el Bulgarian Brute. Más allá de ser un luchador querido por gran parte del público, Ryder no aporta nada a la rivalidad ni mucho menos aportaría algo como campeón. El argumento de “reconocimiento al esfuerzo” no me sirve, y ya le dio un título Intercontinental en Wrestlemania al de Long Island.
No tengo grandes expectativas del combate, porque en ese aspecto tampoco creo que Ryder sea un buen rival para Rusev. A diferencia de Titus O’Neil, que logró convencerme en sus enfrentamientos con el campeón, Zack no es una bestia que pueda estar a la altura de Rusev en cuanto a fuerza y agresividad. Cuando Ryder se muestra agresivo, como con Sheamus, no me resulta creíble, no lo compro porque lo veo a los dos minutos con sus gestos y su “woo woo woo”. Con todos los recientes cambios, es una buena oportunidad para que Rusev despache a Ryder y tenga algún rival interesante para su próximo feud.
Ganador: Rusev.
– Intercontinental Champion Match:
The Miz (c) vs. Darren Young
La mayor hazaña en la gloriosa carrera de Backlund no puede ser otra que esta, haber hecho grandioso a Darren Young (¿nuevamente?). Varias semanas de videos cortos en los shows semanales mostrando el entrenamiento que el legendario luchador hacía a Darren bastaron para generar cierta simpatía con Young, pero el punto alto fue cuando le cedió su llave de rendición: el Crossface Chickenwing. Por algún motivo que no puedo explicar, el WWE Universe se emocionó en ese momento -me incluyo y realmente no entiendo el porqué- y se subió al carro de Darren Young. Al regresar a la acción, triunfó sin mucho esfuerzo un Battle Royal, ya que el esfuerzo lo hicieron los demás eliminándose, para convertirse en aspirante el campeonato Intercontinental que ostenta The Miz. Y ahí comenzó la grandeza de verdad. Sus dos siguientes participaciones en televisión también fueron victorias: una poco lograda ante Alberto Del Rio con intervención de Miz que le salió mal al campeón, y otra en un combate tag team en Smackdown. Victoria que Young le dio a su equipo haciendo rendir a su rival del domingo aplicando el Crossface Chickenwing, generando gran ovación en el emocionado público presente.
A diferencia de lo que pasa en el US Championship, Miz no es un campeón dominante, Darren se ve a su altura y ya lo ha hecho rendirse, haciendo que el combate sea no solo parejo sino impredecible. Sin ser grandes luchadores, confío en que puedan entretener y contar una historia en el ring. Miz es una garantía porque es un excelente trabajador, pero no sé cómo puede ser Darren en un combate con buena duración y medianamente importante. Otro detalle interesante, es que después del Draft Darren y Miz quedaron en marcas diferentes, por lo que si Young gana se llevaría el título a Raw. En mi caso, estoy dividido. Miz me parece un gran campeón, dejando semanalmente buenos segmentos, algo que no sé por cuánto tiempo podría hacer Darren. Por otro lado, quiero ver triunfar a Darren por Bob. Si no te pone feliz ver a Backlund festejar con Darren, permitime decirte que no tenés corazón. Con tal de ver a Bob feliz, por mí Darren puede ganar todo lo que quiera.
Ganador: The Miz.




– Becky Lynch vs. Natalya
La décima traición de una amiga -alguna más, alguna menos- que sufre la pobre Becky Lynch, y cada vez con menos sentido. En el mismo PPV donde decían ser grandes amigas y tener muchísimas cosas en común, son derrotadas por Charlotte y Dana Brooke y Nattie decide que tuvo suficiente amistad y es hora de odiar a Becky. Desde entonces, el gran problema de esta rivalidad es la incapacidad de Natalya para ser heel y parecerlo. No lo logra en las promos, ni estando en la mesa de comentaristas, ni mucho menos en los brawls. Ni siquiera cuando es ella la que aparece para hacer el ataque se ve cómo alguien malo, peligroso o enojado, se ve simplemente como la buena de Nattie que trata de ser mala y no lo logra. Imposible tener interés en esta rivalidad así, ya de por sí Natalya tiene nula credibilidad pese a ser una buena luchadora, como para meterla en una historia donde luzca tan mal. Becky ya tiene el apoyo del público y no precisa contar otra vez cómo todas terminan clavándole el puñal para generar empatía.
Lo único destacable, es que la acción en el ring seguramente sea aceptable. Lo miraré sin ganas ni expectativas, pero al menos no son Alicia Fox vs. Rosa Mendes.
Ganadora: Becky Lynch.
– Sami Zayn vs. Kevin Owens
Un nuevo enfrentamiento entre Owens y Zayn, esta vez, se supone que será el último por un buen tiempo y esto lo hace aún más interesante. La idea de este combate es acabar con una rivalidad que los ha tenido entretenidos estos meses, para poder cada uno ocuparse de sus asuntos sin estar tratando de destruir y arruinar al otro todo el tiempo. Idea que suena bien, porque da la oportunidad de que cada uno crezca por separado y ayude a que un nuevo capitulo de la rivalidad sea aún mejor. Sin embargo, el haber quedado en la misma marca no asegura que se respete el plan. Tenerlos en marcas diferentes hubiese asegurado su separación, al menos por un tiempo, pero si ambos están en Raw, ¿por qué habrían de dejar de enfrentarse tras este combate? El hecho de que su obsesión mutua ha sido el obstáculo para conseguir títulos es un argumento fuerte y creíble para hacer de este el choque final, solo resta mantenerlos separados por un tiempo al menos.
Kevin Owens vs. Sami Zayn es una garantía de buen combate, y si deseo que sea el último combate entre ellos no es porque me aburra de verlos, sino porque los quiero ver ascender en el roster. Una vez más, doy ganador a Kevin Owens, pero tengo un argumento -además de ser fan- y es que Sami es EL underdog, y una derrota puede hasta jugarle a favor a su personaje. Es inevitable recordar su viaje en NXT para superar una mala racha, y me es inevitable a mí querer ver algo así en el roster principal. Por su parte, a KO le viene bien una buena victoria para cerrar este episodio y aspirar a más. Teniendo en cuenta su personaje, sería díficil que Owens tolerara una derrota y dejara las cosas así, entonces si realmente está será su batalla final, tiene que ganar el Prizefighter.
Ganador: Kevin Owens.




– John Cena, Enzo Amore & Big Cass vs. The Club
La rivalidad Styles-Cena precisaba alargarse si la idea es enfrentarlos en un gran escenario como Summerslam, por lo que hacer un combate múltiple parece una buena opción. Al menos escapa al clásico bookeo de victoria para uno, victoria para otro, desempate. Y eso que Cena tenía una excusa para querer su revancha tras haber caído en Money in the Bank por la intervención de Gallows y Anderson. Pero John no es tonto y sabía que un nuevo combate contra AJ sería en realidad un combate contra todo el Club, y allí llegaron sus aliados. Fue bastante sorprendente que Enzo Amore & Big Cass fuesen los que salieron al rescate de John Cena y se metieran en esta rivalidad, ya que si bien son muy populares hace muy poco que están en el roster principal y no parecen estar al nivel de los otros implicados. Los últimos programas han ayudado a desarrollar la historia, sobre todo en el aspecto de que por un lado The Club funciona como una máquina de gran precisión por su largo tiempo juntos, mientras que no solo Amore y Cass carecen de la experiencia de sus rivales, sino que tampoco han trabajado con Cena como para funcionar como una unidad. Una de mis principales dudas era saber cómo harán para que esta rivalidad vuelva a ser mano a mano entre Cena y Styles, pero el Draft del martes parece ayudar en eso. AJ y John quedaron en Smackdown mientras que los otros cuatro quedaron en Raw, por lo que no deberían volver a enfrentarse en las próximas semanas, dejando así a Cena y Styles construir un último combate.
A pesar de las notorias diferencias de talento y experiencia que hay en este combate, la acción seguramente será no solo interesante, sino también creíble. Enzo es malo en el ring y sus combates se limitan a recibir toda la ofensiva rival para darle el relevo a Cass y que éste haga el comeback con sus movimientos de poder, pero ahora también está John Cena en esa esquina y puede darle algo de variedad al combate, sino sería lo mismo que ver cualquier otro match de Enzo y Cass. De parte del Club la calidad está asegurada, principalmente con AJ y Karl que son dos grandes luchadores, aunque no hayan dejado que Anderson lo demuestre. Lamentablemente, The Club cuando funcionan como secuaces de Styles siempre terminan perjudicados, y esta no será la excepción.
Ganadores: John Cena, Enzo Amore & Big Cass.
– WWE Champion Championship Match:
Dean Ambrose (c) vs. Roman Reigns vs. Seth Rollins
El esperadísimo combate entre los tres ex miembros de The Shield finalmente ha llegado, antes de lo que muchos esperábamos y en un escenario que no parecía el indicado. Es que tanto su recorrido como equipo como sus respectivos caminos en solitario los ha puesto en lo más alto de la empresa, haciendo que este triple threat match se conviertiese en un combate soñado que podría perfectamente cerrar Wrestlemania. Pero por cómo se han dado las cosas, no está mal verlo este domingo en Battleground.
Seth Rollins volvió tras una terrible lesión buscando reclamar el título que nunca había perdido, y lo logró en Money in the Bank venciendo por cuenta de tres al intocable Roman Reigns. Pero la alegría le duró poco, pues Dean Ambrose salió con su brillante maletín de Money in the Bank para aprovechar la debilidad de Rollins tras un duro combate y le arrebató el campeonato. Desde entonces, cuando se pautó este combate, Rollins estuvo clamando por una revancha mano a mano, la cual finalmente tuvo en dos ocasiones esta misma semana. La primera, con un horrible y confuso final que tuvo que ser aclarado por WWE Network -tres horas de Raw no parecen ser suficientes como para que el combate titular anunciado hace una semana acabe con algo de sentido- y la segunda con una victoria clara para Ambrose. El domingo, Seth buscará una vez más tener el WWE Championship y demostrar que es el mejor de los ex Shield.
Roman Reigns tras perder el título fue suspendido por violar la política de bienestar de WWE, generando una tremenda polémica al respecto. Sus detractores no tardaron en reclamar su cabeza, quitarlo del main event de Battleground, castigarlo en el bookeo y demás. Pero los planes no cambiaron, y pese a la reacción de la gente y los incesantes pedidos de Rollins, Reigns estará presente en Battleground luchando por el título. El morbo que genera el regreso de Roman es brutal: ver cómo reaccionará la gente o mejor dicho, cuánto lo abuchearán, ver qué dice al respecto y cómo tratan de venderlo. Cuando Rollins hacía referencias a Reigns, como en aquel divertido segmento donde presentó el “The Rollins Report” con una editada entrevista a Roman, la gente seguía mostrandose negativa ante Reigns y reía las gracias de Seth. Para los creativos, probablemente la idea fuese al revés: generar heat para Rollins y empatía para con Reigns, pero una vez más la jugada les sale en contra. Roman Reigns tiene más cosas en juego que el cinturón este domingo.
Dean Ambrose, actual WWE Champion, suele quedar un paso atrás en comparación a sus antiguos compañeros. Y es lógico, porque pese al carisma que desprende el Lunatic Fringe, carece de otras cosas que Reigns y Rollins sí tienen. No es bueno en el ring, siendo sus principales carencias cómo vende y su ofensiva; y no suele generar aura de Superstar como claramente genera Reigns, sobre todo. Los combates de Ambrose, salvo los últimos dos con Rollins, no parecen importantes ni aunque tenga el oro en su cintura, no parece ser el tipo a vencer, ni el luchador más imponente de la empresa, ni el más astuto como podía ser Rollins. Esa mezcla y la comparación, hacen que Dean se vea como un campeón de transición, como un objeto para llegar a este combate soñado, perder y volver al status quo de Seth y Roman en lo más alto. Tal vez WWE desee confiar un tiempo más en Dean y pueda retener, para poder demostrar qué tan lejos puede llegar.
Con tantas cosas en juego y con la historia que tienen detrás, no hay forma que den un mal combate. Se conocen, han peleado juntos y uno contra otro en incontables ocasiones y saben que lo que está en juego no es solo el campeonato sino su futuro y las expectativas del WWE Universe con respecto a este duelo. Es muy díficil pronosticar un ganador en este caso. ¿Irán por la redención de Reigns con su cuarto campeonato? ¿Seth logrará finalmente demostar su punto venciendo a sus dos rivales? ¿Dean podrá convertirse en una gran estrella si sigue su reinado? Si a todas estas interrogantes les sumamos que tras el Draft Reigns y Rollins quedaron en Raw, y Ambrose en Smackdown, tenemos más condimentos para estar emocionados y expectantes del resultado. Mi elección número uno, al igual que la de Stephanie McMahon y Mick Foley, es Seth Rollins.
Ganador: Seth Rollins.

Pase lo que pase, estas próximas semanas serán interesantes de ver para poder juzgar si la New Era es solo un nombre marketinero en medio de una búsqueda por mejorar la audiencia, o si realmente estamos viviendo una nueva época en WWE. Como siempre, los invito a opinar y comentar acá, sin convertir esto en un campo de batalla, de ser posible.

Comments

comments

Share.

About Author

Leave A Reply